SISTEMA S.A.T.E

El sistema de aislamiento térmico para el exterior (S.A.T.E.) se utiliza tanto para la rehabilitación de edificios como para obra nueva.
Es un sistema integral que combina el aislamiento termoacústico con el revestimiento de acabado estético del edificio. Al tratarse de un sistema integral se asegura completamente la compatibilidad de todos sus componentes, y presenta las siguientes ventajas:

  • Eliminación de los puentes térmicos.
  • Reducción del riesgo de condensaciones.
  • Impermeabilización del agua de lluvia.
  • Permeabilización del vapor de agua.
  • Además no reduce el espacio interior de la vivienda y revaloriza económicamente inmueble.
  • En consecuencia se asegura una reducción importante del consumo de combustibles, calculado en un 30% aproximado, lo que permite un ahorro energético continuo de calefacción en invierno y aire acondicionado en verano. Se estima que la inversión realizada puede ser amortizada en los cinco siete años siguientes a la realización de la obra.